CÓDIGO DE ÉTICA DE LA
“SOCIEDAD VENEZOLANA DE REUMATOLOGÍA”

FEBRERO 2015

Preámbulo

El Código de Ética de la Sociedad Venezolana de Reumatología (en lo sucesivo “SVR”) se aplica a todos los integrantes del SVR, inclusive a sus Socios, Miembros y Personal, y solo es ejecutable por el SVR.

El SVR puede tener éxito en su misión para ¡Avanzar la Reumatología! solo si mantiene su reputación entre las comunidades científicas y médicas, y con el público en general como un equipo creíble, objetivo e imparcial, cuyas declaraciones, actividades y relaciones estén por encima de todo reproche.

El propósito de este código es proponer las directrices que garanticen que esta reputación se mantenga. En este Código el SVR no ha tratado de presentar una posición respecto a todos los aspectos éticos que sus miembros puedan enfrentar en el día a día de sus actividades profesionales.

En este Código de Ética, el término “Miembro” se refiere a cualquier Socio o Miembro del SVR de cualquier tipo de membresía, salvo se estipule lo contrario.

I. Éticas Organizacionales

La medicina es, en esencia, un compromiso moral, y sus asociaciones profesionales por lo tanto deben constituirse sobre bases éticamente sólidas y promover los intereses de aquéllos a quienes sirven.

1. La misión del SVR debe estar en consonancia con la de la profesión médica; los miembros deben asociarse para mejorar el cuidado y hacer progresar la salud de nuestros pacientes, fomentar el conocimiento médico y garantizar que sus miembros practiquen los estándares más altos de profesionalismo.

2. El SVR garantizará que sus reuniones científicas sean del más alto nivel y libre de influencia externa.

3. El SVR garantizará la independencia editorial de sus publicaciones y revistas.

4. El liderazgo del SVR será plenamente responsable ante sus miembros y divulgará públicamente todas las políticas.

II. Principios Generales de la Ética Médica

Estos principios generales representan los estándares de conducta profesional generalmente aceptados que los miembros deberían esforzarse por lograr. Los siguientes Principios de Conducta Profesional han sido adoptados como estándares de comportamiento honorable, y  se espera que cada miembro del SVR los siga en su relación con sus pacientes, colegas y público.

1. Los Miembros se dedicarán a prestar el cuidado médico apropiado con compasión y respeto por la dignidad y derechos humanos, y considerará la responsabilidad hacia el paciente como primordial. El juicio clínico de los Miembros no debe verse afectado indebidamente por intereses económicos.

2. Los Miembros defenderán los estándares de profesionalismo, serán honestos en toda interacción profesional, e informarán a la entidad correspondiente de los médicos o profesionales de la salud que han sido deficientes en carácter o competencia, o que se han involucrados en fraude o engaños.

3. Los Miembros respetarán la ley e identificarán también cualquier responsabilidad para buscar cambios en aquellos requisitos que sean contrarios a los mejores intereses del paciente.

4. Los Miembros respetarán los derechos de sus pacientes y protegerán, dentro de los límites de la ley, la confidencialidad de la relación médico-paciente.

5. Los Miembros seguirán estudiando, aplicando y promoviendo el conocimiento científico; manteniendo su compromiso con la educación médica; y deberían poner a la disposición del paciente, colegas y público cualquier información útil.

6. Los Miembros pueden escoger a quien atender. Sin embargo, en una emergencia, los Miembros deben prestar sus servicios en la medida de su capacidad. Al atender a algún paciente, el Miembro no debe abandonar al paciente salvo que el paciente haya sido dado de alta y podrá descontinuar el servicio médico al paciente sólo después de notificarle de manera adecuada al paciente.

7. La responsabilidad del Miembro es extensiva a la comunidad y a la sociedad, y los Miembros deben participar en actividades cívicas y comunitarias, contribuyendo a mejorar la sociedad.

8. Los Miembros deberán apoyar el acceso al cuidado reumatológico a todas las personas.

9. En la práctica de la medicina, los Miembros limitarán la fuente de sus ingresos profesionales a los servicios realmente prestados por el Miembro o al paciente bajo su supervisión cuando ellos, en persona y de manera identificable, sean responsables del servicio. Los honorarios deberían ser proporcionales al servicio prestado, y los Miembros no pagarán ni recibirán comisiones por referir pacientes.

10. Los Miembros no dispensarán o suministrarán medicamentos, remedios, o artefactos salvo que éstos sean lo mejor para el paciente.

11. Los Miembros deben buscar asesoramiento, cuando lo amerite, en casos dudosos o difíciles, cuando pareciera que la calidad del servicio médico pueda verse afectada por dichas circunstancias.

12. Los Miembros proveerán al paciente la información necesaria para determinar que el Miembro es el médico calificado para su condición.

13. Los Miembros no harán propaganda, ni emitirán cualquier otra forma de comunicación pública, inclusive comunicación electrónica, que sean falsas, fraudulentas, engañosas o confusas.

14. Los Miembros evitarán conflictos de interés, reales o perceptibles, en investigaciones.

III. Principios Específicos.

Las Regulaciones y Políticas de Éticas descritas a continuación son estándares de conducta obligatorios y específicos para todos los Miembros del SVR bajo cualquier tipo de membresía.

A. Regulaciones y Políticas que Atañen al Individuo
1. Los Miembros observarán todas las políticas del SVR, incluyendo, entre otros, los estatutos del SVR, el Código de Ética del SVR, así como todas las leyes, regulaciones gubernamentales y requisitos de otras entidades que rigen al Miembro debido a su estatus profesional.

2. Los Miembros se asegurarán de que las comunicaciones públicas y declaraciones a la prensa guardarán la confidencialidad del paciente y serán veraces, auténticas y claras.

3. Los Miembros no utilizarán el imprimátur del SVR o su nombre o logo para dar la impresión que los Miembros hablan en nombre del SVR o que el SVR respalda cualquier producto, servicio, persona o idea sin el  consentimiento de la SVR.

4. El juicio clínico y la práctica clínica del Miembro no deben verse afectados, bien sea por el interés económico que tenga en una entidad comercial relacionada con la profesión, o por un compromiso con la misma o por un beneficio que obtenga de ella o por otro conflicto de interés real o potencial. Los intereses comerciales relacionados con la profesión y cualesquiera otros intereses que puedan afectar la toma de decisión clínica deben divulgarse mediante comunicaciones a los pacientes, el público y los colegas. Cuando el interés del Miembro difiere o discrepa mucho con el interés del paciente de modo que sea incompatible, el Miembro debe buscar alternativas para la atención al paciente.

5. En el ámbito de una participación accionaria en una empresa comercial, el Miembro tiene la obligación de informar sobre dicha participación al paciente o al referido colega antes de utilizar los servicios de dicha empresa comercial; las actividades del Miembro deben estar en conformidad estricta con la ley; y el paciente debería poder elegir libremente si utiliza las instalaciones o terapias ofrecidas por el Miembro o busca los servicios necesarios en otro lugar.

B. Regulaciones y Políticas que atañen a Voluntarios y Personal
1. Miembros voluntarios y personal actuarán en beneficio del SVR cumpliendo con sus responsabilidades en buena fe, con cuidado razonable, honestidad y diligencia debida.

2. Miembros voluntarios y personal darán lealtad individual al SVR al tomar decisiones que afectan al SVR.

3. Miembros voluntarios y personal deberían evitar realizar negocios en beneficio propio, incluyendo transacciones con la organización donde tengan interés personal o de negocio más allá de su interés como representante del SVR.

4. Miembros voluntarios y personal no utilizarán su posición dentro del SVR para el beneficio individual o para el beneficio de otra persona o entidad con las cuales están relacionados u obligados.

5. Miembros voluntarios y personal no se involucrarán en actividades no autorizadas, es decir, aquellas actividades que no cumplen con los estatutos, las políticas y otros documentos que delinean sus responsabilidades ante el SVR.

6. Miembros voluntarios y personal no divulgarán confidencias del SVR.

7. Miembros voluntarios y personal cumplirán las responsabilidades con lealtad hacia el SVR y tomarán decisiones en beneficio de la organización.

8. Miembros voluntarios y personal divulgarán cualquier relación que sea o podría interpretarse como un conflicto de interés potencial, tales como relaciones que podrían o parecieran afectar las actividades y decisiones del SVR.

9. Miembros voluntarios y personal tratarán de evitar conflictos de interés y que surjan conflictos de interés.

C. Política de Divulgación
El propósito de la Política de Divulgación del SVR es identificar las relaciones que pueden generar conflictos reales o potenciales. Luego, estos conflictos reales o potenciales pueden ser evaluados por el SVR de modo de hacer los ajustes que evitarán cualquier influencia indebida. En este respecto, la Política establece procedimientos integrales y formas para dicha divulgación. Este procedimiento incluye:

1. Presentación anual de la Declaración de Divulgación en la planilla anexa, identificada como Anexo A (“Declaración de Divulgación”) por parte de los directivos, miembros de la junta, editores de la revista, editores de publicaciones, presidentes de los comités, miembros de los comités y grupos de trabajo, y personal de dirección con el fin de dar a conocer las relaciones que podrían generar conflictos reales o potenciales.

2. Un procedimiento para informar sobre un conflicto real o potencial y para abstenerse de discutir cualquier punto del orden del día que se presente ante la junta, comité u otra asamblea. Se anexa al presente una copia del “Registro de Abstención durante una Asamblea” identificada como Anexo B.

3. Un procedimiento para los participantes de las asambleas de la Junta, reuniones de los Comités y reuniones similares donde se lleven a cabo reuniones de trabajo del SVR para informar a los miembros de cualesquiera relaciones importantes que podrían afectar de manera real o potencial los puntos de vista de los participantes.

4. Un procedimiento para los oradores de reuniones científicas, simposios u otras conferencias que se realizan bajo el auspicio del SVR para informar a miembros de cualesquiera relaciones que podrían tener una influencia real o potencial sobre el orador. Se anexa una copia de “Planilla de Divulgación del Orador”, identificada como
Anexo C.

5. Un procedimiento para autores y revisores de manuscritos presentados ante el SVR para su publicación con el fin de alertar a editores sobre cualquier apoyo financiero recibido por el autor o cualquier otro interés que pudiera tener el autor o revisor y que podría afectar el trabajo del autor. Se anexan copias de modelos de declaración de divulgación, identificadas como Anexos D y E, que deben firmarse por cada autor del
manuscrito presentado ante el SVR.

IV. Procedimientos Administrativos
Esta parte del Código de Ética describe la estructura y operación del Comité de Ética y de Conflicto de Interés del SVR, así como el procedimiento para que el Comité, el Comité Judicial Especial y la Junta Directiva aborden los retos presentados en relación con el Código de Ética.

A. El Comité de Ética y de Conflicto de Interés
El Comité de Ética y de Conflicto de Interés, un comité permanente del SVR, se compone de Miembros del SVR, cuya responsabilidad es revisar y dar recomendaciones en lo que respecta a la ética y el profesionalismo del SVR y sus miembros; educar a los Miembros en lo concerniente al Código de Ética, contestar preguntas sobre el mismo, e investigar y recomendar acciones referentes a los retos relacionados con el Código de Ética.

B. Falta de Ética Profesional del Miembro
Un Miembro puede ser disciplinado por falta de ética profesional, incluyendo entre otros, por incumplimiento del Código de Ética del SVR, sus estatutos o políticas; por el uso no autorizado del nombre del SVR; y por cualquier acción adversa ejercida contra él o ella en lo que respecta a su licencia para practicar su profesión. Cualquier acusación en contra de un Miembro que alega falta de ética profesional se hará por escrito y se dirigirá al Comité de Ética y de Conflicto de Interés para una revisión preliminar. Si después de dicha
revisión preliminar, el Comité de Ética y de Conflicto de Interés determina que se justifica una investigación más a fondo, el Presidente remitirá el asunto al Comité Judicial Especial.

C. Comité Judicial Especial
El Comité Judicial Especial estará integrado por cinco (5) miembros del SVR con derecho a voto, que no sean miembros de la Junta de Directores, designados por el Presidente. El Comité Judicial Especial no propondrá recomendación alguna de medida disciplinaria con respecto a algún miembro salvo que una notificación por escrito haya sido enviada por correo certificado al Miembro con no menos de treinta (30) días previos a la reunión del Comité Judicial Especial, en la cual:

(a) se especifica el lugar y la hora de dicha reunión; (b) se informa al Miembro de la presunta falta de ética profesional y que una medida disciplinaria contra él o ella se considerará en dicha reunión; y (c) que él o ella podrá comparecer en persona con su abogado, si así lo desea, y presentar la evidencia que él o ella considere procedente.

Se preparará un informe por escrito que incluya la recomendación del Comité Judicial Especial, así como las razones por cualquier medida disciplinaria, incluyendo entre otros, censura, período de prueba, suspensión, o expulsión. Para cualquier recomendación será necesario el voto afirmativo de la mayoría de los miembros del Comité Judicial Especial. En caso de que el Comité Judicial Especial no encontrare justificación para una medida disciplinaria, se cierra el caso.

D. Acción por parte de la Junta Directiva
Antes de que la Junta Directiva tome cualquier acción final por recomendación del Comité Judicial Especial para una medida disciplinaria en contra de algún miembro, una notificación por escrito será enviada por correo certificado a dicho miembro con no menos de treinta (30) días previos a la asamblea de la Junta Directiva (a) notificando al miembro de la recomendación del Comité Judicial Especial, y (b) informándole a él o a ella, si así lo desea, que presente una declaración por escrito ante la Junta Directiva, donde manifieste
sus objeciones a la recomendación del Comité Judicial Especial.

Una copia del informe que indique la razón principal y la recomendación del Comité Judicial Especial se incluirá con dicha notificación. La Junta Directiva revisará el informe del Comité Judicial Especial y la declaración por escrito, si la hubiere, presentada por el Miembro, y determinará si ratificará, enmendará o rechazará la recomendación del Comité Judicial Especial. La decisión de la Junta Directiva será definitiva. La Junta Directiva podrá adoptar regulaciones procesales más específicas que rijan la dirección de las antes
mencionadas investigaciones y audiencias. Como corresponde y conforme a la ley, cualquier medida disciplinaria se informará al “National Practitioner Data Bank” (Banco de Datos de Profesionales de la Salud Estadounidenses), a la directiva estatal de licencias, a las sociedades médicas y a otros organismos estatales.